Publicado: 18 de Junio de 2019

En Migas, la selección de ingredientes de alta calidad es solo el comienzo de una cuidada fabricación a baja temperatura evitando así la desnaturalización de las proteínas y transformación de las grasas. Con este procesado en frío, a diferencia del habitual (croquetas obtenidas a muy altas temperaturas), conseguimos un alimento natural con elevada digestibilidad, muy apetecible para nuestro perro y saludable para su aparato digestivo, restringiendo al máximo la carga microbiológica y alergénica que tanto nos preocupa actualmente: seguridad alimentaria.